Inicio     Clima

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   
   
  Conservatorianos No. 10 (noviembre-diciembre) 2006
 

Conservatorianos conmemora el XC aniversario de su nacimiento

 UBERTO ZANOLLI

(1917-1994)


 GIACOMO FACCO

(1676-1753)


 

 

Orquesta Sinfónica Nacional

 

 

Orquesta Filarmónica de la UNAM

 

Cartelera UNAM

 

 

Orquesta Sinfónica de Minería

 

Sugiere un sitio

 

 

Universo de El Búho

 

Junio de 2007

Peritaje * Registro de obras * Defensoría jurídica autoral

 

Arte y Cultura Digital: Diseño editorial * Multimedios * Web * Hospedaje * Registro de derechos de autor y marcas

 

* * * NUEVO * * *

Digitalización de documentos

 


Fondo sonoro:

 

Sobre las olas

del músico conservatoriano mexicano

Juventino Rosas

(Fragmento)

 

Elaboración orquestal de Uberto Zanolli

 

Orquesta de Cámara de la Escuela Nacional Preparatoria -UNAM (1987)

 

         

  Orquestas
 

 

70 Aniversario del Palacio de Bellas Artes

Orquesta Sinfónica Nacional

SEGUNDA TEMPORADA DE CONCIERTOS 2004

VIVA BEETHOVEN

PROGRAMACIÓN

Director: Enrique Diemecke


Los inicios

 

La historia de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) es confusa en sus inicios.  La primera institución que puede considerarse como grupo germinal de dicho organismo surgió en 1882, cuando se formó una orquesta en el Conservatorio. Esta Orquesta del Conservatorio modificó su nombre por el de Sinfónica Nacional hacia 1916.  Según algunos historiadores, Julián Carrillo se hizo cargo de ella entre 1914 y 1921.  Otros estudiosos indican que Manuel M. Ponce la dirigió de 1917 a 1919, ya con el nombre de Sinfónica Nacional.  Después, entre 1920 y 1925, el citado compositor Julián Carrillo desempeñó funciones de titular. Como quiera que haya sido, esta orquesta se disgregó temporalmente en 1925, a consecuencia de la inestabilidad sociopolítica ulterior a la Revolución Mexicana.

 

 

Chávez: la vanguardia

 

En 1928, el maestro Carlos Chávez fundó la Sinfónica de México, integrada en su totalidad por elementos de la orquesta que antes había dirigido Julián Carrillo. La Sinfónica de México fue esencial para el desarrollo de la música mexicana. Su labor fue extensa, multifacética, y puede ser considerada como un inmenso y fructífero fenómeno artístico y social. Es en esta época cuando el público mexicano tuvo la oportunidad de escuchar lo más audaz de la vanguardia musical de la primera mitad de nuestro siglo.

 

 

1949-1990: cuarenta años de consolidación

 

En 1947, Eduardo Hernández Moncada crea una nueva Orquesta del Conservatorio, y en 1940 Carlos Chávez renuncia a la dirección de la Sinfónica de México para dedicarse  a su trabajo como compositor y director general del recién creado Instituto nacional de Bellas Artes, organismo en el cual se funden, por decreto presidencial –y ya con el nuevo nombre de orquesta Sinfónica Nacional--, la Sinfónica de México y la Orquesta del Conservatorio. Al frente de ella quedó otro gran compositor mexicano: José Pablo Moncayo, quien la dirigió hasta 1954. Posteriormente, Luis Herrera, Sergio Cárdenas y Francisco Savín fueron titulares de la OSN; Edoard Van Remoortel, Antoni Ros-Marbá, Charles Dutoit, Eduardo Mata, Clemens Krauss y Georges Sebastián fueron directores huéspedes principales, y José Guadalupe Flores, director residente.

 

            Durante el periodo que va de 1949 a 1990, la OSN se consolidó como la agrupación musical más relevante de México; en estos cuatro decenios la orquesta Sinfónica Nacional desarrolló una destacada labor dentro y fuera de nuestro país.

 

            Asimismo, a lo largo de su existencia como Sinfónica de México y Sinfónica Nacional, esta orquesta ha contado con legendarios directores y solistas invitados, como Pierre Monteux, Leonard Bernstein, YoYo Ma, Mstislav Rostropóvich, Krzystof Penderecki, Frederica von Stade, Francisco Araiza, Otto Klemperer, Igor Markevitch, Claudio Arrau, Andrés Segovia, Martha Argerich, Ivo Pogerelich, Julia Migenes, Erich Kleiber, Shlomo Mintz, Nadja Salerno, Maureen Forrester, Pascar Rogé, Pierre Amoyal, Plácido Domingo, Igor Stravinsky, Heitor Villa-Lobos, Georg Solti, Sergiu Celibidache, Ravi Shankar, Marilyn Horne, Aram Jachaturian, Aaron Copland, Nicanor Zabaleta, Jorge Federico Osorio, Irma González, Carlos Prieto, Tedd Joselson, lazar Berman, Hermann Baumann y Gidon Kremer, por nombrar sólo unos pocos.

 

Los noventa: vientos de renovación

 

En 1990 la Orquesta Sinfónica Nacional inició una nueva época, en la cual se busca recuperar el esplendor y la presencia nacional e internacional, características de sus mejores tiempos.  Para ello cuenta con la guía de uno de los más reconocidos directores en Latinoamérica: Enrique Arturo Diemecke, quien a poco más de dieciocho años de su debut ha destacado ya con una carrera internacional cada día más importante.

 

             Este proceso de renovación se ha caracterizado por una constante labor conjunta de músicos, directores y equipo administrativo.  Tras ocho años de trabajo, estos esfuerzos han rendido frutos dentro de un prometedor proceso de maduración artística, como son los diez discos que la OSN ha grabado en este periodo con obras de Revueltas (Redes, la noche de los mayas, Sensemayá), Moncayo (Huapango, Tierra de temporal, Amatzinac, Sinfonietta), Chávez (Segunda sinfonía, “India”, Quinta sinfonía, Chacona en Mi menor), Galindo (Sones de mariachi), Contreras (Corridos), Prokófiev (Pedro y el Lobo), Britten (Guía orquestal para los jóvenes) y Villa Lobos (Selva del Amazonas), así como su más reciente producción que consta de tres discos compactos con lo mejor del ciclo La Sinfónica... ¡Va al Cine!, y uno más realizado para niños con los cuentos sinfónicos Tubby la Tuba y Babar el elefantito, narrados por Mario Iván Martínez; estas grabaciones han encontrado un enorme éxito entre el público y la crítica especializada, amén de haber alcanzado enormes volúmenes de ventas.

            Durante la gestión del maestro Diemecke, la OSN ha presentado ciclos musicales que incluyen a compositores como Mahler, Tchaikovsky, Prokófiev y Chávez (sus sinfonías completas), así como Revueltas (reestreno fílmico de las partituras para Redes), Galindo y otros compositores. Mención especial merece las temporadas ¡La Sinfónica... ¡Va al Cine!, La Sinfónica... ¡Regresa al Cine! Y La Sinfónica... ¡Se despide del Cine!, que convierten a la OSN en la primera orquesta en el orbe que ha dedicado un año entero a la música sinfónica empleada con acierto en el cine mundial, o bien escrita especialmente para la pantalla grande. Destaca también el éxito que han alcanzado las temporadas infantiles y juveniles con quienes artísticos especialmente concebidos para ellas.

            Reflejo del interés permanente que la OSN y su titular mantienen por difundir el repertorio sinfónico mexicano y latinoamericano son las giras internacionales que han efectuado por diferentes países, como la Expo Sevilla 92, el XVIII Festival de Música de la  Costa de Estoril, en Portugal, y el sur Estados Unidos; así como sus exitosas presentaciones en el V Festival Internacional de Música en Morelia, Michoacán, y en los Estados de Sonora, Baja California Norte y Sur, y Chihuahua, dentro del Circuito cultural del Noroeste INBA-1993;  presentaciones en Tlaxcala, Celaya, Valle de Bravo, Cholula y en el XXIV Festival Internacional Cervantino.

            En abril de 1999 la orquesta llevó a cabo una exitosa gira por la Costa Oeste de los Estados Unidos y los estados del norte de la República interpretando un repertorio integrado sólo por música sinfónica mexicana del siglo XX, la OSN se presentó en el Royal Hall de la UCLA, el Orange County Performing Arts Center en California; el Gammage Auditorium en la ciudad de Tempe, Arizona y el Centennial Hall en Tucson, Arizona; así como en Tijuana, Chihuahua, Gómez Palacio y Durango.   Este último estado fue la cuna de Silvestre Revueltas, uno de los más famosos compositores mexicanos.  La gira le fue dedicada a él y a Carlos Chávez en el centenario de su nacimiento.

            La Orquesta Sinfónica Nacional fue invitada a participar la noche del 31 de diciembre de 1999 como parte de las actividades organizadas por la Presidencia de la República en la Plaza de la Constitución para celebrar la entrada del año 2000. En dicho concierto, la Orquesta Sinfónica Nacional estuvo acompañada por el reconocido tenor, Ramón Vargas.

            Recientemente la Orquesta Sinfónica Nacional y su Director Artístico el maestro Enrique Arturo Diemecke fueron nominados al Grammy Latino 2002 al Mejor Album Clásico por el CD los Conciertos para violín y piano de Carlos Chávez, grabado en vivo en el Palacio de Bellas Artes.

            En noviembre de 2002 la OSN realizó una Gira Costa a Costa por los Estados Unidos recibiendo los más altos elogios de la crítica especializada en cada uno de los diez brillantes conciertos realizados en el marco de festivales y foros de prestigio mundial como el Eclectic Orange Festival en California, el Chicago Symphony Orchestra y el Carnegie Hall de Nueva York entre otros.

            En noviembre de 2003, la OSN reunió a 10,000 asistentes en el magno Concierto de Celebración por su 75 Aniversario en el Auditorio Nacional.

 


Adán Lozano Txárraga

Difusión y Relaciones Públicas

 

Orquesta Sinfónica Nacional

 

57 09 81 18      57 09 34 10

Regina 52, piso 2, México 06080 D.F.

 
 

 

conservatorianos@hotmail.com